Una asociación preocupante

Gary Francione | junio 25, 2009 | Traducción: Ana María Aboglio. Ediciones Ánima.

© Gary Francione. © Traducción: Ana María Aboglio © 2009 Ediciones Ánima.
Texto perteneciente al Blog personal de Gary Francione.
25 de junio de 2009.

Estimados/as colegas:

En gran parte de mis escritos, argumenté que la promoción del abordaje de la “carne feliz” no sólo ha llevado al público a sentirse más cómodo respecto de consumir productos animales, sino que ha dado por resultado la creación de una asociación preocupante entre los defensores de los animales y los explotadores institucionalizados. Este asunto es uno de los muchos temas debatidos por mí y el profesor Robert Garner, quien defiende la posición neobienestarista o “proteccionista” (como él prefiere llamarla) en nuestro libro, The Animal Rights Debate: Abolition or Regulation?, que publicará Columbia University Press en otoño.

En cualquier caso, el profesor Roger Yates me alertó respecto del comunicado de prensa de la HSUS, referente a un acuerdo hecho por Red Robin Gourmet Burgers, para usar los huevos de gallinas “libres de jaulas” en sus negocios de EE.UU. hasta el 2010. Aquí está un extracto de su comunicado de prensa:

“La Humane Society of the United States felicita a Red Robin por unirse al movimiento nacional para evitar las crueles jaulas en batería,” dice Paul Shapiro, director principal de la campaña relativas a las granjas industriales, realizada por la HSUS. “Deseamos trabajar con la empresa para continuar aumentando los estándares en términos de bienestar animal.”

Susan Lintonsmith, vicepresidente principal y directora ejecutiva de marketing de Red Robin, dijo, “Los altos estándares de calidad y el incomparable servicio al cliente de Red Robin permanecen siendo nuestras principales prioridades. Reconocemos que la eliminación de las jaulas en batería del negocio de producción de huevos se convirtió en una cuestión cada vez más importante en las comunidades que servimos, así que estamos entusiasmados en cuanto al progreso que estamos haciendo en la dirección a una cadena de abastecimiento en la que todos nuestros huevos provengan de aves libres de jaulas.”

“Apreciamos sinceramente los elementos y las ideas que la Humane Society of the United States ha compartido con Red Robin,” dijo Lintonsmith. “Estamos complacidos con el apoyo que dieron a nuestro compromiso de usar huevos provenientes de gallinas libres de jaulas en batería, y deseamos continuar nuestro diálogo con la Humane Society respecto de las cuestiones de bienestar animal.”

Este es un perfecto ejemplo del problema que me preocupa. Primero, la sugestión aquí es que los huevos “libres de jaulas” representan un incremento significativo en el bienestar de las aves. Consideren este material de Peaceful Prairie Sanctuary, y pregúntense si esto es verdad. Segundo, no hay ningún modo en que este “acuerdo” entre la HSUS y Red Robin pueda ayudar, excepto para dar un fuerte mensaje al público: la HSUS pone su sello de aprobación para comer en Red Robin. HSUS, en esencia, le está diciendo al público: coman las vacas muertas y otros productos animales en Red Robin. Red Robin cuida el tratamiento “humanitario” porque ellos estarán pasándose a los huevos “libres de jaula” en los próximos dos años, así que pueden sentirse bien acerca de consumir sus productos.

Sugiero que no hay ningún otro modo, en términos prácticos, de interpretar estas clases de acuerdos.

Estoy seguro de que mis amigos de HSUS sinceramente creen que esto es una cosa buena: yo, sinceramente, no concuerdo.