La Comisión Europea y la “prohibición” de las jaulas en batería

Gary Francione | febrero 6, 2008 | Traducción: Ana María Aboglio. Ediciones Ánima

© Gary Francione. © Traducción: Ana María Aboglio © 2008 Ediciones Ánima
Texto perteneciente al Blog personal de Gary Francione.
6 de febrero de 2008.

 

El 18 de enero de 2008, la Comisión Europea rechazó los pedidos de aplazamiento de su Directiva que requiere la “prohibición” de la jaula en batería convencional, proyectada para entrar en vigencia en el 2012 (después de haber sido anunciada en principio para 1999). De acuerdo a la Directiva, los productores tendrán la opción de pasarse a la cría “a campo libre”, en “granero” (conocida como “sin jaula” en EE.UU.) o de usar jaulas “acondicionadas” donde la densidad del almacenamiento es más baja y que deben tener un nido, litera, perchas y una tabla donde limar las garras.

Y los bienestaristas están, como ustedes podrán imaginar, tan entusiasmados como les es posible, aunque algunos al menos tuvieron el buen talante de revelar un pequeño indicio del escepticismo que está garantizado.

La Sociedad Real para la Prevención de la Crueldad contra los Animales es una organización bienestarista. De hecho, la RSPCA apoya la Freedom Food Label, un artificio que engaña a los consumidores haciéndoles creer que están comprando carne y productos animales “felices.” Aunque la RSPCA elogió la decisión de la Comisión de no posponer la prohibición, al menos señaló:

Si por un lado la RSPCA considera a las jaulas “acondicionadas” como un pequeño avance en comparación con las jaulas en batería convencionales, por otro lado aquéllas aún no proporcionan adecuadamente ni siquiera algunas de las necesidades de bienestar más básicas de las aves. Esto incluye falta de espacio para desplegar sus alas apropiadamente o comodidades suficientes para darse un baño de barro satisfactorio, llevándolas a la frustración y el estrés.

La RSPCA está a favor de los sistemas de “campo-libre” y “sin-jaula”, los cuales, por supuesto, no pueden ser descriptos como “humanitarios” sin una grotesca distorsión de la palabra. Un repaso de la información sobre estos sistemas provista por Peaceful Prairie Sanctuary, incluyendo su impresionante video sobre la producción de huevos a “campo libre” (free range), debería dar un descanso a cualquiera que promocione estas formas alternativas de tortura. Pero ni siquiera la RSPCA aprueba las jaulas «acondicionadas” que son una de las opciones otorgadas por la “prohibición” de la Unión Europea.

Otra organización bienestarista británica, Compassion in World Farming, elogió la “prohibición” de la UE en su comunicado de prensa como “un gran éxito.” Pero la CIWF previamente había publicado un extenso documento en el que condenaba el sistema de jaula “acondicionada” que se permite bajo la “prohibición.” Sin embargo, no había ninguna mención de las jaulas en batería “acondicionadas” en el comunicado de prensa de la CIWF elogiando la “prohibición.”

Y de todas maneras, aún se permite importar huevos producidos en jaulas en batería convencionales desde los países no pertenecientes a la Unión Europea que las usan.

¿Qué dicen los bienestaristas en EE.UU. acerca de la “prohibición”?

Aunque People for the Ethical Treatment of Animals (PETA) manifiesta correctamente que “la mejor cosa que puede usted hacer es hacerse vegetariano y dejar de comer huevos,” PETA describe la decisión de la Unión Europea como una “victoria para las gallinas” y declara que “la prohibición de las jaulas en batería para el 2012 es un paso increíble para las gallinas ponedoras.” No se menciona que la “prohibición” no prohibe las jaulas en batería “acondicionadas”, las cuales están condenadas incluso por los grupos bienestaristas conservadores.

Pero por otro lado, en la edición de Invierno de 2007 de su revista, Animal Times, PETA declaró que su “estrategia corporativa” está ayudando a los animales, dando como un ejemplo que Safeway, una cadena de supermercados, “ha concordado en defender la matanza bajo atmósfera controlada” (CAK)- que pone a los pollos y a los pavos ‘a dormir’ rápidamente y sin dolor –con sus proveedores de aves de corral.” (p.3)

Y The Humane Society of the United States (HSUS), que elevó el elogio de la insignificante reforma bienestarista a una forma de arte, tiene esto para decir:

La Sociedad Humana Internacional aplaude esta memorable decisión de hoy de la Comisión Europea de prohibir las ineficaces jaulas en batería comforme había programado. La sumamente significativa mudanza para el bienestar animal muestra al lobby de la industria de cría intensiva que la opinión del público importa.

La Comisión Europea rechazó las demandas de los grupos lobistas de la industria para posponer la prohibición y, en vez de eso, respondió a los deseos de los ciudadanos de la Unión Europea. Algunos países miembros de la UE y algunos funcionarios de la industria del huevo lucharon por el aplazamiento de la prohibición. Adoptada en 1999, la Directiva de la Unión Europea para las Gallinas Ponedoras prohibe el uso de las jaulas en batería convencionales a partir del 1° de enero de 2012.

“El confinamiento de las gallinas ponedoras en jaulas en batería está entre las prácticas más crueles e inhumanas en el mundo de la cría industrializada. Es alentador ver que la Comisión Europea rechaza los pedidos de aplazamiento de la prohibición del 2012. Felicitaciones a los ciudadanos europeos y a los grupos de defensa animal que han apoyado esta prohibición para el 2012,” dijo Wayne Pacelle, el Presidente y Director ejecutivo de la Sociedad Humana de EE.UU. (The Humane Society of the United Status: HSUS)

Aunque la HSUS sí menciona que las jaulas “acondicionadas” pueden todavía ser usadas, inexplicablemente declara que la Directiva “es un avance importante hacia la prohibición total de las jaulas para las gallinas ponedoras.”

La “prohibición” es una farsa. Tales regulaciones no hacen más que lograr que el público se sienta mejor acerca de la explotación de los no humanos. Esto no es más que otro intento de hacer que el público crea que las regulaciones bienestaristas resultan en mejoras significativas e importantes en el tratamiento de los animales explotados como comida.

Y esta misma lamentable broma no incumbe sólo a los animales; tiene que ver también con los consumidores de productos animales. La Comisión Europea cita estudios que indican que el costo incremental para los productores de las jaulas “acondicionadas” será de menos de un centavo de euro. Los productores no tienen más que hacer este sutil incremento cargando una suma para los huevos que son rotulados como “amigos-del-bienestar”.[1]

Los defensores de los animales comenzaron esta campaña en los 90’ y consiguieron que la UE emitiera una Directiva en 1999. La “prohibición” no entrará en vigencia hasta el 2012, y permitirá a los productores usar los sistemas de producción que ni siquiera los grupos bienestaristas conservadores de Europa aprueban. Y los sistemas de “campo libre” y de “granero” o “libre de jaula” son igualmente horribles. La «prohibición” puede ser evitada por completo importando huevos desde fuera de la UE que son producidos en los sistemas de jaulas en batería convencionales. Finalmente, aunque la UE rechazó las demandas de posponer la “prohibición”, está por verse si los estados poderosos de la UE, tales como Francia, España y Polonia, proeguirán oponiéndose a la prohibición, haciéndose necesario que los bienestaristas continúen gastando tiempo, dinero y otros recursos en esta campaña insignificante.

Si alguien piensa que esta campaña representó un buen uso de los recursos del movimiento, entonces estoy en desacuerdo. Es claro para mí que el tiempo, dinero, y trabajo deberían ser mejor invertidos en una clara e inequívoca campaña vegana, en vez de confundir el público al llevarlo a pensar que los huevos “amigos-del-bienestar” son algo más que unicornios.

[1] “Welfare-friendly.” en el original. N. de T.