Expuestos, una vez más

Por Paula Torres

5 de septiembre de 2019 – Ed. Ánima

Numerosos medios de comunicación hicieron eco de lo ocurrido el 28 de Julio en la Exposición Rural de Palermo, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ante la irrupción sorpresiva de un grupo de activistas por los derechos de los animales no humanos, quienes junto a varios ambientalistas ingresaron al predio con carteles y fueron violentamente atacados por los gauchos presentes, con el espectáculo ya finalizado. Luego de la conmoción, una conocida ONG puso su broche de oro al movimiento ambientalista con más carteles, esta vez automáticos, en el palco donde se encontraba el presidente de Argentina, acusando a los ganaderos de los desmontes.

Entre el 15 y el 18 de agosto pasado, se realizó la Expo Agro en la Rural de Corrientes. Una alianza que buscó potenciar desarrollos tecnológicos en la industria de la explotación animal.

El jueves 15/8 en el Panel Foresto Industrial abrió la disertación Iván Tomaselli, de Brasil, presidente de la consultora internacional de proyectos, planificación e ingeniería forestal en América Latina. Aseguró que los incentivos que recibieron en el sector forestal fueron muy inteligentes, ya que los productores no debían pagar impuestos a las ganancias y que, de esta manera, 4 de los 5 millones de hectáreas que lograron plantarse fueron debido a “corrupción y accidentes”. (1) No especificó que esta corrupción consiste en la actual persecución y matanza de pueblos originarios, y que los mencionados “accidentes” dejaron como resultado a la selva en llamas debido a los deliberados incendios que avanzaron sobre la selva cobrándose la vida de millones de animales silvestres. La ganadería, sustentada por los consumidores de centenares de millones de animales esclavizados para producir carne y cuero es responsable del 80% de la deforestación en todo el país. Esto los posiciona entre los principales generadores de gases invernaderos a nivel mundial. (2)

El viernes 16/8 se realizó un seminario acerca de los desafíos económicos, políticos y sociales que recibe la industria cárnica –basada en la esclavitud y explotación de cerdos, ovejas, pollos y vacas–. (3) Fue coordinado por el Ingeniero Agrónomo Fernando Vilella, quien no descuidó en mencionar que se tiene conocimiento de que los actuales consumidores están preocupados por el impacto ambiental que generan sus hábitos de consumo. No olvidó señalar que las proteínas de laboratorio pronto serán una notable competencia para sus negocios de comercialización de cuerpos animales.

Los cerdos, en la mira

Actualmente, nuestro país está exportando 5 mil toneladas de carne de cerdo, según la posterior presentación de Guillermo Proietto, gerente de un reconocido grupo productor.

El brote de fiebre porcina africana, que fue letal para millones de animales esclavizados en China, consumió sus vidas antes de lo planificado, abriendo la posibilidad económica de esclavizar y asesinar más animales en nuestro país que serán exportados para cubrir el faltante en el país asiático. (4) Según da cuenta Ánima:

Los cerdos viven apretados en galpones desde donde cada semana salen entre 90 y 100 cerdos rumbo a otra empresa encargada de matarlos. Las hembras son inseminadas artificialmente. El desenlace final: se adormila al animal con un espeluznante shock eléctrico de 240 voltios para reducir la tensión, manejarlos fácilmente y abrirle el cuerpo para al sangrado horizontal.

Más que lana

Jorge Srodek, productor agropecuario y jefe de Gabinete del Ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires aprovechó la ocasión para recordar que en 1895 el sector alcanzó su máximo nivel y hoy se reconfiguró para la producción de lana pero también de carne, leche y cuero. Aseguró que actualmente el stock de individuos ovinos es de 2 millones, de las cuales el 14% se concentran en Buenos Aires.

Gracias a la Ley para la recuperación de la ganadería Ovina, que incluye

la explotación de la hacienda ovina que tenga el objetivo final de lograr una producción comercializable, ya sea de animales en pie, lana, carne, cuero, leche, grasa, semen, embriones u otro producto derivado, y que se realice en cualquier parte del territorio nacional, en tierras y en condiciones agroecológicas adecuadas y la producción de llamas (5),

el sector recibió un gran financiamiento. “En el país se faenan 126.365 animales en 23 establecimientos industriales, y tres de los frigoríficos son exportadores.” (6)

El consumo de carne de oveja se promociona en numerosos alimentos industrializados.

Matanzas, de costo mínimo

Roberto Domenech, presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas, abrió la tercera ponencia estimando que se consumen 46 kilos de pollo por persona. “El modelo de integración, la manera de producir es el motivo por el cual se consume tanto la proteína avícola. Un costo mínimo cuyo producto tiene un precio final”, informó.

Detalló que en el último año se exportaron 210 mil toneladas de carne de animales asesinados a 150 destinos. Nuevamento cito de Ánima: “La explotación de las aves está constituida primordialmente por los pollos parrilleros y las gallinas ponedoras. Esta actividad empezó a desarrollarse industrialmente a partir de 1960 en nuestro país”.

La demanda más importante

Jorge Torelli, vicepresidente del IPCVA, mencionó que la producción de carne bovina está en peligro debido a que los nuevos consumidores son más exigentes y les preocupa el impacto ambiental de sus hábitos de consumo. Por lo que, propuso que se buscasen influencers para presionar en la opinión pública para mostrar una cara bondadosa del consumo de cuerpos de animales, donde claramente están cada vez menos favorecidos, y lo saben. (7)

Alertó que “los millennials están dispuestos a pagar más por una hamburguesa vegana que no es hamburguesa” (8), porque le dan más valor a ésta sin importar la comparativa en el precio final.

Demostrando la preocupación que les causa la creciente amenaza que significan para los esclavistas animales los practicantes del veganismo y los que llevan una dieta vegetariana, aseguró que buscarían tener más comunicación con ellos para brindarles como consumidores información y “una mejora continua”.

Mejoras genocidas

A modo de cierre, Sebastián Perretta, director Comercial de Argentina y Desarrollo de Negocios de Biogénesis Bagó, insistió también en la necesidad de invertir en biotecnologías para aumentar la producción.

Declaró: “La sanidad es la inversión más baja de mayor retorno y solo el 30% de los establecimientos productivos está bajo intervención del profesional veterinario”. A posteriori, agregó que “con adopción de biotecnología podríamos mejorar los porcentajes de destete, que hoy rondan el 60%. Con la biotecnología podríamos lograr 4,7 millones de terneros” (9)

El esperado avance, el de la sociedad

Distintos sectores de la explotación animal, con el fin de mantener sus negocios en funcionamiento, han aplicado numerosas prácticas bienestaristas, y propagandas persuasivas, aunque las verdaderas y únicas mejoras son en sus ingresos, para lo cual necesitan mantener y hacer relucir su imagen pública. Porque los animales ni han dejado de morir ni han recuperado su libertad.

En el mundo de la información en que vivimos, a sólo un click de las más terribles verdades, no podemos dejar de ignorar que como consumidores por pequeños que nos parezcan nuestros cambios, están logrando un impacto más grande del que pudimos imaginar. Los criadores, beneficiarios de la esclavitud animal, están preocupados.

Las consecuencias del consumo de cuerpos animales, tanto ambientales como en la salud humana, están saliendo a la luz. Porque: “Sobran motivos para afianzar el veganismo en nuestra búsqueda cotidiana de construir un mundo mejor para todos los animales”.

 

Notas:

  1. Gacetilla 15/08- Panel Foresto Industrial: experiencias en Brasil y Uruguay para potenciar el desarrollo del sector en Argentina, ExpoAgro Corrientes.
  2. “La ganadería nos va a dejar sin Amazonas”, Universidad de los Andes 23/06/2017
  3. Gacetilla 17/08 -DESAFÍOS PARA LAS CARNES: NUEVOS CONSUMIDORES Y COMPETIDORES, ExpoAgro Corrientes. Disponible en: https://www.expoagro.com.ar/17-08-desafios-para-las-carnes-nuevos-consumidores-y-competidores/ , al 1/9/2019.
  4. “La fiebre porcina es una oportunidad estratégica para la Argentina”. Diario Clarín, por Mauricio Bártoli, 22/06/2019
  5. Ley 25.422, artículo 1°. Sancionada el 4 de abril de 2001.
  6. Ídem nota 3
  7. Ídem nota 3
  8. Ídem nota 3
  9. Ídem nota 3

Lectura sugerida: