“Estos animales son nuestros queridos amigos”

Gary Francione | sep. 21, 2008 | Traducción: Ana María Aboglio. Ediciones Ánima

© Gary Francione. © Traducción: Ana María Aboglio © 2008 Ediciones Ánima
Texto perteneciente al Blog personal de Gary Francione.
21 de septiembre de 2008

Queridos-as colegas

Hoy al comenzar el día, Anna y yo fuimos a Whole Foods. Detestamos hacer las compras ahí, pero no tenemos opción; nuestros mercados locales de alimentos saludables prácticamente desaparecieron con el surgimiento de cadenas como las de Whole Foods y Trader Joe’s. Los domingos hay un mercado al aire libre en el estacionamiento de Whole Foods. Los vendedores locales venden frutas, verduras, panificados –y carne y productos animales–. Una vendedora había decorado su “carne orgánica” con fotografías de sus pollos, cerdos y vacas criadas a “campo libre”. Nos detuvimos para mirar las fotos. Le hice notar que no había imágenes del proceso de la matanza. La vendedora respondió:

“Oh, bueno, nosotros matamos a nuestros pollos en la propia granja, y nuestras vacas y cerdos van al matadero que sólo está a seis millas desde ahí. No pasan toda la noche allá y nosotros intentamos hacer todo tan libre de estrés como sea posible.”

Había aparecido otro comprador y dijo, “Yo me siento mucho mejor comprando mi carne de granjas como ésta.”

La vendedora enfatizó, “Oh, sí, estos animales son nuestros queridos amigos.”

Le respondí, amable pero seriamente: “Qué extraño esto que dice; espero que no trate a sus otros ‘queridos amigos’ de esta manera”.

La vendedora sonrió. Pensó que yo estaba bromeando.

“Estos animales son nuestros queridos amigos.” Piensen acerca de esto. Piensen acerca de qué terrible confusión revelan declaraciones como éstas.

Es adonde nos está llevando el movimiento de la carne/productos animales felices.

Es adonde nos está llevando la campaña de matanza en atmósfera controlada de PETA-KFC.

Es adonde nos está llevando los esfuerzos como los de la Proposición 2.

Estamos moviéndonos para atrás.

Háganse veganos-as. Es la base del movimiento abolicionista y es la no-violencia en acción.