Disección

INFORMACIÓN

Una Lección de Crueldad

El ritual de la disección en las clases de biología se introdujo alrededor de 1920, cuando los cuestionamientos éticos y ecológicos relacionados con los animales recién emergían. Al igual que la vivisección en su conjunto, insensibiliza a los estudiantes al sufrimiento ajeno: neurólogos canadienses confirmaron su incapacidad para reconocer el sufrimiento de sus pacientes después de pasar un año experimentando en animales [D.A :Howell, British Medical Journal, 11 de Junio /1983] Todos los procedimientos relacionados con estas prácticas representan sufrimiento y muerte. Dañarlos dentro de prácticas institucionalizadas enmascaradas bajo el disfraz de supuestas necesidades humanas, estimula la falta de respeto por la vida ajena y/o el sadismo en ciertas personas, y obliga a otras a soportar un daño que les afecta emocionalmente.

Provisión de animales

Dependiendo del lugar, los animales provienen de instituciones o negocios que los proveen específicamente, de su hábitat natural como parte de la vida silvestre o de la fauna urbana -animales «de compañía» abandonados o perdidos-. No falta la dotación proveniente del robo de perros y gatos. Los mataderos proveen animales y también los negocios donde los mismos se venden como «mascotas». En la Universidad de Buenos Aires, se aduce que provienen de accidentes en la vía pública y/o mataderos. La Ordenanza 1299/87 del entonces Ministerio de Educación y Justicia, que prohibía la disección y la vivisección en los establecimientos de la provincia de Buenos Aires y a la cual se había plegado la Universidad de Buenos Aires, no se aplica. Es habitual la disección en los establecimientos de enseñanza privada de la Capital Federal y en universidades del interior del país.

Alternativas

Los recursos educativos alternativos son muchos y variados. Incluyen: videos, diapositivas, programas computarizados en CD con gran cantidad de material interactivo, modelos plásticos, libros, experimentos con microorganismos y cultivos celulares y tisulares mantenidos en medios sintéticos. Las comparaciones efectuadas entre la disección y los métodos alternativos validan a éstos últimos como más eficientes a nivel educativo, económico y de organización. (Movimento Universitario Europeo obiettori alla sperimentazione animale) En varios países los estudiantes se han unido para pedir la abolición de la disección, reclamando su derecho a estudiar biología sin matar animales. Italia fue el primer país que sancionó una ley otorgando el derecho de los estudiantes en este sentido. Es la ley Objeción de Conciencia Nº 413, de 1993, tanto para estudiantes como para profesores. Por supuesto, sólo tiene alcance para el caso reclamado, más allá de la posible influencia jurisprudencial a largo plazo.

Aspectos educativos

«No hay nada en el acto de la disección que tenga valor educacional. Sólo la información aprendida tiene valor.» Así se expresa Nedim C. Buyukmihci, presidente de la Asociación de Veterinarios por los Derechos Animales (Association of Veterinarians for Animal Rights, California). Además de reforzar en los alumnos y en toda la sociedad la idea de que los animales están para ser explotados, este método estimula la violencia como acción cotidiana contra seres vivos a quienes se trata como objetos descartables. Por otro lado, el formaldehído usado con frecuencia para embalsamarlos es un preservante químico ligado al cáncer de garganta, pulmones y fosas nasales. Puede también dañar los ojos, causar ataques de asma y bronquitis e irritación severa de la piel. (Phisicians Committee for Responsable Medicine)

Cirugía humana

Los cirujanos antiviviseccionistas no sólo opinan que la práctica previa en animales confunde a los practicantes, sino que además corrompe la habilidad manual. Señalan como válidos dos tradicionales e irreemplazables caminos: la práctica con cadáveres humanos, donde el teatro de operaciones será anatómicamente hablando igual al que se encontrará más adelante, y el aprendizaje junto a un cirujano experimentado. Esto se puede complementar con los modernos y asombrosamente detallados métodos de aprendizaje audiovisuales. El resultado lleva, además, al alejamiento de las «escuelas de tortura» que no enseñan a respetar la vida y a las que los propios estudiantes se oponen cada vez más en todo el mundo.

Algunas voces. Robert Lawson Tait, padre de la cirujía moderna, creador en el siglo pasado de técnicas quirúrgicas que aún hoy se utilizan, quien hiciera la primera apendicectomía exitosa y la primera colecistomía, condenaba no solamente la vivisección en su totalidad sino especialmente para el caso. En 1882 escribió: «Las heridas de un animal se comportan en forma tan diferente de las del hombre que las conclusiones delineadas por ellas por los viviseccionistas son completamente carentes de valor y han causado más daño que beneficio».

El profesor Dr. Bruno Fedi, director del Instituto de Anatomía Patológica, Hospital General de Terni, Italia, afirma que «ningún cirujano puede obtener el menor conocimiento de experimentos en animales, y todos los grandes cirujanos del pasado y presente están de acuerdo al respecto… Los animales son completamente diferentes del hombre desde el punto de vista anatómico, sus reacciones son bastante diferentes, su estructura es diferente, su resistencia es diferente.» (Fedi,1986)

El Dr. Ferdinando de Leo, profesor de Cirugía, Patología Especial Quirúrgica y Cirugía y Terapia Clínica General de la Universidad de Nápoles, dijo en una entrevista televisa en Roma, 1978: «…¿cómo puede uno imaginar que se puede adquirir tal destreza por medio de la operación en un gato, en un perro, en una rata, cuyos intestinos son mucho más pequeños que en el hombre, cuyos diferentes órganos tienen una relación anatómica completamente diferente entre ellos que en el caso del hombre, de ninguna manera comparable con el humano? Lo mismo rige para la consistencia de las tripas, su color, su resistencia al escalpelo, etc.»

En Francia, el Dr. Abel Desjardins, con cargos en diferentes escuelas de cirugía, se pronunció contra la vivisección en un Congreso en Ginebra, Suiza, el 19 de marzo de 1932: «La base de la cirugía es la anatomía. Es por eso que la cirugía debe aprenderse primero de tratados y atlas anatómicos y luego al disecar un gran número de cadáveres. De esta forma no sólo se aprende anatomía sino también se adquiere la destreza manual indispensable. Desde allí se continúa aprendiendo la práctica de la cirugía. Esto sólo se puede adquirir en el hospital y a través del contacto diario con los pacientes. Se debe ser asistente antes de convertirse en cirujano… un gran número de veces. Una vez que se han entendido las diferentes etapas de una operación y las dificultades que pueden ocurrir y se ha aprendido a superarlas, entonces y sólo entonces se puede empezar a operar. Primero, casos fáciles, bajo la supervisión de un cirujano experimentado, que puede advertir cualquier mal paso o aconsejar o en caso de dudas, explicar cómo proceder. Esta es la escuela real de cirugía y proclamo que no hay otra. Tras haber explicado la escuela real de cirugía, es fácil entender porqué todos los cursos de cirugía basados en operaciones en perros han sido miserables fracasos. El cirujano que conocece su arte no puede aprender nada de estos cursos y el principiante no aprende la verdadera técnica quirúrgica sino que se convierte en un cirujano peligroso.»

Como ejemplos lamentables podemos citar dos. Los oftalmólogos perfeccionaron la queratomía radial en conejos y luego pasaron a los humanos. Sólo después de cegar a varias personas pudieron corregir el procedimiento que fallaba por la diferente morfología de ambas córneas. Aún así, gran cantidad de personas operadas con esta técnica no logran superar el obstáculo fundamental que implica el tratamiento aislado del «objeto» dañado, el ojo, y vuelven al estado inicial, con el agregado de ciertos riesgos derivados de haber procedido a esta operaciòn. El segundo caso lo encontramos en el campo de la neurocirugía. El bypass extracraneal-intracraneal para la enfermedad de la arteria carótida inoperable fue testeado y perfeccionado en perros y conejos. Le siguieron centenas de operaciones antes de advertir que el procedimiento era dañino. Muchos pacientes murieron y otros sufrieron derames cerebrales como resultado de la operación. Seguramente, por todas estas cuestiones, los manuales de cirugía práctica viviseccionistas advierten siempre que las técnicas quirúrgicas usadas para los animales no pueden aplicarse a los humanos. Es que medicina veterinaria no es medicina humana.
Fuentes
1. Hans Ruesch, Slaughter of the Innocent. CIVIS. Kloesters, Suiza,1983.
2. 1000 Doctors Against Vivisection. CIVIS, Nueva York, 1989.
3. Pietro Croce, Vivisection or Science. CIVIs, 1991.
4. Physicians Committee for Responsible Medicine, Washington. Alternativas en disección.
5. Andrew Knight, Alternatives to Harmful Animal Use in Tertiary Education, 14 de febrero de 2000.
6. Nedim C. Buyukmihci, Alternatives to the Harmful Use of Nonhuman Animals in Veterinary Medical Education, California: Association of Veterinarians for Animal Rights.

PROPUESTA

A nivel legislativo
Cuando se plantean a nivel legislativo las cuestiones relacionadas con animales, los intereses de los animales NO son tenidos en cuenta. Con lo que los consensos se limitan en realidad a balancear los intereses de quienes obtienen uno u otro tipo de beneficio de los animales considerados como recursos para cualquier fin.

Dado que:

  • Es ética y pedagógicamente indefensible el uso de animales en educación;
  • Un verdadero cambio social tendiente a una convivencia armónica con los animales sólo es posible en el marco de una ética práctica que no los dañe en ningún caso, mucho menos en ámbitos donde es imprescindible enseñar el respeto por la vida en su conjunto;
  • La incidencia del tema ecológico en la enseñanza y la aproximación sensible a la vida animal produce estrés psicológico en una gran mayoría de estudiantes que incluso atenta contra una buena instrucción;
  • Usar animales no enseña lo que es la vida sino un punto de vista antropocéntrico que contrasta con la mirada biocéntrica y holística que necesitamos para detener la destrucción del planeta;
  • Existe una amplia gama de alternativas incluso más eficientes que podrán ponerse en uso y desarrolarse ampliamente si se prohibe el uso de animales,

proponemos la prohibición de la disección en todos los ámbitos de enseñanza -público o privados- a los que la norma en cuestión alcance.

A nivel individual

  • Todo estudiante puede pedir, antes del comienzo del curso o inmediatamente al comenzar, que se le brinden alternativas a la disección en el caso de que ésta formara parte de un determinado curso. La objeción de conciencia puede aducirse en el ámbito individual aunque no esté legislada como norma general.
  • Podés discutir tus argumentos con los profesores sin adoptar actitudes de confrontación y explicar que no te interesa cambiar la opinión de nadie sino simplemente que se te permita ejercer tu derecho a elegir.
  • Unite a quienes compartan tu posición y, si no obtenés una respuesta favorable, contactá con el rector de la facultad o con Ánima. Documentá todo lo que hagas y acordate que a una sociedad la hacemos entre todos. Los animales no pueden defenderse por sí mismos.